Descripción

Agència de l’Habitatge

Agencia de servicio al ciudadano

L’Agencia de l’Habitatge de la Generalitat de Catalunya, fue el resultado de un concurso restringido entre tres agencias de publicidad y diseño que ganamos. El encargo era diseñar una nueva identidad para esta agencia y a partir de ahí, diseñar también las agencias de atención al ciudadano y su señalización.

Reto

La tarea más difícil fue estructurar todas las submarcas que se generaron alrededor de la identidad de la agencia: observatori, registre, agents, llarviva, llaractiva, etc… dentro de un marco corporativo que conceptualiza la vivienda, más allá de la dimensión individual, como una necesidad social, que afecta a la totalidad de la sociedad, entendida ésta como diversidad de individuos que constituyen una unidad, y que, como afirma la RAE, se agrupan “con el fin de cumplir, mediante la mutua cooperación, todos o alguno de los fines de la vida”.

Solución

El resultado fue la creación de una marca paraguas que prioriza el binomio unidad-diversidad reflejado gráficamente en la multiplicidad de puntos de diversos tamaños conformando la “h” en referencia a “habitatge” en estrecha relación con la sociedad.

La elección del círculo como vehículo de la estrategia gráfica no es arbitraria. Surge como forma geométrica ausente de aristas, como algo no encasillado, que no es estático si no dinámico -como la sociedad misma- y que permanece en constante evolución, regeneración y progreso.

Así cada círculo representa a cada uno de los individuos que conforman la sociedad y se constituye la pieza emblemática que define el resto del universo de marca.

El concepto de diversidad, que se establece como inspirador de toda la marca, queda patente en diferentes recursos y aspectos como la diferencia de tamaño y color en los círculos o las distintos grosores de la tipografía y su variación de familia –con y sin serifas-. Además el énfasis en la figura joven –como sector más necesitado de una vivienda- se demuestra no sólo en la vinculación de la marca con las nuevas tecnologías a través de la similitud con los píxeles o leds de una pantalla, si no también mediante al redondez de la tipografía –frente a la dureza de las tipografías romanas-, su construcción en caja baja y la estructuración de la marca de forma oblicua y en colores potentes y vivos como sinónimo de ruptura de las reglas establecidas.

La clave para una buena gestión y aplicación de la marca en los diferentes soportes –espacio y aplicaciones- es que por sus características gráficas resulte extrapolable a cualquier tipo de soporte con la particularidad de que el soporte en sí mismo sea el que inspire la propia identidad corporativa. A través de la secuencialidad de las marcas este aspecto será más o menos arduo ya que una buena declinabilidad nos posibilita la extensión del universo gráfico a partir de una morfología y una sintaxis definidas. Codificar los signos y ser capaces de hacer crecer la marca es esencial en el ámbito del Brand management.

En este aspecto se diseñó un completo lenguaje de comunicación y posicionamiento a través de la declinación del círculo como elemento protagonista de la campaña.

Además de la construcción de una marca a través de un código gráfico ésta debe hacerse sobre valores e ideales y serán los intangibles de ésta materializados de una manera en concreto los que generen un posicionamiento de éxito. El posicionamiento de una marca radica en la instalación del perfil de la empresa en su público incluso en el caso de la Agència de l’habitatge de Catalunya, aunque se trate de una entidad gubernamental, es clave, ya que al final, todo se reduce a que el público tenga o no una buena imagen de la entidad que lo ampara y pueda confiar en ella.

Shopping Basket